home    

Los retos de la formación de maestros en educación intercultural. La experiencia de la Casa de la Ciencia en Chiapas

Por Antonio Saldivar Moreno, Miriam Moramay Micalco Méndez, Elizabeth Santos Baca, Rocío Avila Naranjo






12258
      Enregistrer au format PDF   
 

Este trabajo es una reflexión sobre los retos de la formación docente en el manejo de los elementos conceptuales, metodológicos y actitudinales sobre educación intercultural. Parte de la evaluación y sistematización del diplomado Educar en y para la diversidad, creado para consolidar la formación en las escuelas normales de Chiapas. Los ejes fueron la apropiación de metodologías interculturales y participativas, técnicas multigrado y de incorporación de los elementos socioculturales del contexto. El énfasis se centró en cómo integrar, en el trabajo cotidiano, los elementos teórico-metodológicos y prácticos desde las perspectivas humanista y constructivista. Se revisan los antecedentes, se informa el proceso de construcción teórico-metodológico del diplomado, y se analizan las estrategias pedagógicas y los resultados preliminares de la evaluación del mismo.

Esta aproximación, además de reconocer la importancia de incorporar la realidad y los elementos del contexto para generar situaciones de aprendizaje, plantea el reto de incorporar los elementos actitudinales implícitos en la educación.



Conclusiones

Contrariamente a lo que se espera, la educación rural /indígena ha producido principalmente pobreza cultural al romper los mecanismos y redes de transmisión de saberes locales; la escuela, más que sumarse a los esfuerzos de las comunidades por consolidar su identidad cultural y ofrecer formas de atención a sus problemas más apremiantes, ha producido un mecanismo de aculturación e imposición cultural. En este sentido, es necesario un cambio radical en la educación, que dé respuesta a las necesidades que la sociedad multicultural y diversa del país y la región exige; una educación digna y respetuosa de las diferencias en un sentido amplio; la cultura, las clases sociales, los géneros, las capacidades, motivaciones, expectativas y concepciones de los alumnos, son factores que deberán estar presentes en una nueva concepción y orientación de la educación. Todos los que estamos inmersos en la tarea de educar y educarnos somos responsables de la calidad educativa. No habrá calidad educativa en nuestro país, sin el reconocimiento y la atención a la diversidad en los salones de clase.

La diversidad nos invita a no saltar etapas, a no excluir a ningún componente de civilización, a no olvidar ninguno de los caminos de la relación entre saber, hacer, y ser. Pues aprender a saber supone aprender a hacer, y aprender a hacer supone extender el aprendizaje individual al trabajo compartido, a la prueba de una mayor asimilación de la enseñanza mediante experiencias de trabajo y labor social. Pero saber y hacer conducen al cabo al aprendizaje del ser mismo y por esto se entiende, más que otra cosa, la voluntad de tender la mano de la educación a todos: que no se pierda ningún talento de ningún niño, joven o adulto mexicano. Sólo así daremos respuesta humana, respuesta mexicana, a los desafíos del nuevo milenio (Fuentes, 1997).

El diplomado se ha constituido, poco a poco, no sólo en una oportunidad de formación y actualización docente sino, fundamentalmente, en espacio de innovación educativa y de construcción y reconstrucción teórica y metodológica, este esfuerzo debe ampliarse a los diferentes espacios vinculados con procesos educativos. Debemos recuperar el sentido y significado de la Saldívar et al. Consejo Mexicano de Investigación Educativa 126 educación, reconstruir y construir un marco adecuado de revisión crítica del ser maestro y de las funciones de la escuela como lugar privilegiado donde se forman los sujetos dentro de una cultura y no aislados de su propia realidad. El aprendizaje en la propuesta de Educar en y para la diversidad, se construye no enseñando el camino, sino recorriéndolo juntos, confrontando, evidenciando nuestras prácticas educativas tradicionales, muchas veces racistas y discriminatorias sin que ni siquiera nos demos cuenta. Solamente después de desaprender lo aprendido, estaremos preparados para construir un camino nuevo.

PDF - 76.5 KB
Los retos en la formación de maestros en educación intercultural
20 pag.





logo FETE-UGT
logo UGT
logo Fondo Europeo para la Integracion
logo
©